LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER...

viernes, 24 de octubre de 2008

SI ESTOY ALLI

Si estoy allí
No estoy aquí
Ya no despierto
Ya no suspiro
Y me alimento de mi delirio
Quizás he muerto
Quizás aún vivo
Quiero encontrarme
Y no me he perdido
No siento frio
No siento nada
Quiero volver
Y aún no he partido
He de morir
Estando aún vivo
¿Dónde estoy yo?
¿Dónde habré ido?
Si me encuentras....
Susúrrame al oido:
Despierta idiota...
estabas dormido...
Si estoy aquí
No estoy allí


*Versos Idiotas*
Carmen Rodrigo
(Cabalayka)

viernes, 17 de octubre de 2008

EL IDIOTA


Cuando el sabio señaló la luna, el idiota se quedó mirando el dedo del sabio, y vio que se trataba del índice. Era un dedo arrugado, envuelto en una epidemis desgastada, cuyo tejido anterior se hacía tan fino que el espesor de la sangre, fragmentado en pequeños puntos rojos, se dividía a su vez en forma de tabique, debido a las líneas irregulares que en grupos de cinco separaban a las falanginas de las falangetas. Por la parte posterior, en la superficie de los nudillos, estas líneas eran más numerosas y parecían nervaduras de hoja, pues el sabio era tan viejo que la piel del nudillo era un pellejo de consistencia inerte, y hasta tenía ciertas marcas de los mordiscos leves que el sabio le había dado en los momentos de reflexión.
En los demás dedos del sabio había ciertos vellos, que el idiota apenas conseguía registrar con el ojo, tal era su concentración en el índice, distintos de aquellos por ser lampiño, con los poros más grandes y de una uña más pronunciada, curva y de una pátina tenue de amarillo. Su superficie se adivinaba casi tan lisa como la de un cristal, y brillaba. El contorno de la cutícula estaba perfectamente dibujado; no había en su línea cóncava ni el más mínimo desprendimiento. El nacimiento de la próxima uña, blanco y puntiagudo, formaba con la cutícula un óvalo que el sabio miraba a veces, encontrando en él una especie de centro universal cuyo significado desconocía. Se detuvo por fin el idiota en la parte superior de la uña, que coincidía exactamente con el nivel de la yema y cuyo borde se inclinaba hacia abajo. Allí el idiota vio, perfectamente reflejada y redonda, a la luna.

(*)Fuente: Extracto de la obra :"Relatos de otro mundo" de Gabriel Jiménez Emán (1987)

jueves, 16 de octubre de 2008

OTROS IDIOTAS


Con el tiempo el término (idiota) dejó sus connotaciones de egoísmo y más bien se asimiló a estupidez o falta de inteligencia. En latín el vocablo se asoció con el concepto de una ‘persona ordinaria’.A raíz del ya famoso “idiota!” que le fuera endilgado en público a un compatriota en Madrid, y que dio la vuelta al mundo en cosa de minutos, mucho se ha escrito sobre tan deplorable evento. Poco se ha dicho, sin embargo, sobre la recepción que la expresión ha tenido en la literatura y sobre su origen.En la Antigua Grecia se llamaba “idiotes” a aquellas personas que teniendo derecho, y por lo tanto, estando obligadas a participar en la vida de la polis, en la política, no lo hacían por pereza, egoísmo o falta de interés. El vocablo “idios” significaba “uno mismo”, siendo el antecedente de lo que hoy significa “lo privado”. El idiota era un encismado con el que no se podía contar. Era una actitud deshonrosa en una sociedad que preciaba mucho la argumentación pública, los debates y la participación democrática. En sus orígenes, idiotas eran aquellos que dejaban que otros decidan por ellos. (Algo que probablemente se puede predicar aun de muchos de nosotros...) Con el tiempo el término dejó sus connotaciones de egoísmo y más bien se asimiló a estupidez o falta de inteligencia. En latín el vocablo se asoció con el concepto de una “persona ordinaria”. No es una coincidencia que este giro haya surgido en una sociedad más estratificada como la romana.Algunos escritores han recurrido a la figura del idiota en sus novelas, dramas o poemas. Generalmente lo han hecho de forma alegórica, esto es, para llamar la atención sobre algo diferente. En El ruido y la furia de William Faulkner, por ejemplo, el narrador de la primera parte de la novela, Benjamín Compson, sufre de una suerte de idiotismo. Su narración de los eventos es confusa, alinear y llena de interrupciones. Algo parecido puede decirse de los otros dos narradores que aparecen en la obra, Quetin y Jason.De hecho, el título de la novela deriva del famoso soliloquio de Shakespeare, que se encuentra en el acto quinto, escena quinta, de Macbeth. En respuesta a la noticia de la muerte de su esposa, Macbeth, desesperado, reflexiona y comienza su célebre “Tomorrow, tomorrow, tomorrow...” y termina diciendo “...it is a tale/ Told by an idiot, full of sound and fury/ Signifying nothing”. (...es una historia/ Contada por un idiota, llena de ruido y furia/ Que nada significa”). Que es precisamente lo que hace Faulkner. La decadencia de una familia aristocrática del sur de los Estados Unidos nos viene narrada por personajes que podrían llamarse idiotas. Una sutil ironía que está presente en otras obras de la literatura.Dostoyevski es quizás el mejor ejemplo. El escritor ruso tituló su segunda gran novela, luego de Crimen y castigo, precisamente con el nombre de El idiota (1868). Pero en este caso la idiotez que le es atribuida al príncipe Liov Nicoláyevich Mischkin poco tiene que ver con retraso mental o estupidez. El idiota de Dostoyevski es tal porque es un hombre bueno, honesto y humilde.Luego de una larga ausencia en Suiza, donde su epilepsia (enfermedad que aquejaba al propio Dostoyevski) había sido tratada con cierto éxito, el príncipe Mischkin regresa a Rusia. La enfermedad le produce ciertas interrupciones y cortes con el mundo que lo rodea. En el tren a San Petersburgo, el Príncipe conoce y traba amistad con Rogochin, un oscuro y ambicioso personaje. Rogochin le confiesa al Príncipe de su apasionado amor por Nastasya Filippovna, una hermosa mujer con una mala reputación. Los tres personajes luego se vuelven a encontrar en San Petersburgo, donde el Príncipe es recibido en casa del General Yepantchin. A medida que la novela avanza, crecen el contraste y el conflicto entre el Príncipe y Rogochin, por una parte, y entre Nastasya Filippovna y la hija del General, Aglaya Ivanovna. No obstante el amor que Aglaya demuestra por el Príncipe, este luego de varias vacilaciones opta por salvar a Nastasya de las manos de Rogochin casándose con ella. Nastasya luego de la boda es asesinada por un enfurecido Rogochin. El evento impresiona tanto al Príncipe que este regresa a su total locura, mientras su rival es condenado a Siberia. A lo largo de la novela el constante tema es el contraste del Príncipe con la sociedad. Por su enfermedad el Príncipe no había podido ser educado formalmente, no tenía una profesión, no había podido insertarse en el mundo, en definitiva.Desde su ángulo, el Príncipe confronta a la sociedad, a sus prejuicios y mentiras. Uno tras otro los personajes reaccionan con perplejidad y hasta impaciencia por la conducta del Príncipe, por su ingenuidad y sinceridad de sentimientos. Al final el Príncipe es derrotado y vuelve a su mundo de locura. O si se quiere vence al mundo, pues, este no logra sojuzgarlo. El idiota está presente también en El Anticristo de F. Nietzsche, donde el filósofo sostiene que Jesús era un idiota por su desinterés por el mundo material, una referencia que la hermana de Nietzsche prefirió omitir en la primera edición del libro.


miércoles, 15 de octubre de 2008

DISFRUTEN Y LEAN...


Si quieres que te sigan las mujeres, ponte delante.
Francisco de Quevedo
¿Por qué cuando vamos a pedir los gemelos de teatro al compañero de palco es cuando él se los lleva a los ojos?
Porque ha visto a la misma mujer.
Ramón Gómez de la Serna
Dejar de fumar es fácil, yo lo he dejado como cien veces.
Marc Twain
El cine ayuda a soñar. La televisión a dormir.
Jaume Perich
No sólo es más fácil que entre un pobre en el cielo, sino que también tiene muchas más posibilidades de hacerlo antes.
Jaume Perich
Qué desagradable resulta caerle bien a la gente que te cae mal.
Jaume Perich
Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen.
Oscar Wilde
La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella.
Oscar Wilde
El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.
Woody Allen
¿Es sucio el sexo? Únicamente si se hace bien.
Woody Allen


Mi cerebro es mi segundo órgano favorito.
Woody Allen
Todos los hombres son mortales. Sócrates era mortal. Por lo tanto, todos los hombres son Sócrates. Lo que significa que todos los hombres son homosexuales.
Woody Allen
El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores.
Woody Allen
La última vez que estuve dentro de una mujer fue cuando visité la estatua de la Libertad.
Woody Allen
El dinero es mejor que la pobreza, aunque sólo sea por razones económicas.
Woody Allen
Cuando escucho a Wagner durante más de media hora, ¡me entran unas ganas de invadir Polonia!
Woody Allen
Mis padres no solían pegarme; lo hicieron sólo una vez: empezaron en Febrero de 1940 y terminaron en Mayo del 43.
Woody Allen
El sexo entre dos personas es una cosa hermosa; entre cinco es fantástico...
Woody Allen
Soy lo suficientemente feo y lo suficientemente bajo como para triunfar por mí mismo.
Woody Allen
Las opiniones son como los culos. Cada uno tiene el suyo.
Clint Eastwood


No le tengo miedo a la muerte, es sólo que no quiero estar ahí cuando me suceda.
Woody Allen
A mi dadme lo superfluo que lo necesario todo el mundo puede tenerlo.
Oscar Wilde
Cuando vea sonreír a un corredor mañanero, pensaré seriamente en hacer footing.
Tish Jett
Quien habla mal de mí a mis espaldas mi culo lo contempla.
Winston Churchill
Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.
Groucho Marx
Para hacer la guerra hacen falta tres cosas: dinero, dinero y dinero.
Napoleón Bonaparte
El amor es el único deporte que no se interrumpe por falta de luz.
Noel Clarasó
Toma consejo con el vino, pero decide después con el agua.
Benjamin Franklin
No creo que la amistad entre el hombre y el perro fuera duradera si la carne del perro fuera comestible.
Evelyn Waugh
Un flirteo es como una pastilla: nadie puede predecir sus efectos secundarios.
Catherine Deneuve


Las personas a las que nada se les puede reprochar tienen, de todas formas, un defecto capital: no son interesantes.
Zsa Zsa Gabor
Cuando soy buena, soy buena. Cuando soy mala, soy mejor.
Mae West
Decir la verdad lo puede hacer cualquier idiota. Para mentir hace falta imaginación.
Jaume Perich
Lo peor que puede hacerse es cruzar un precipicio de dos saltos.
Lloyd George
Hay muchas personas que no saben perder a solas el tiempo y son el azote de las que tienen ocupaciones.
Edgar Allan Poe
La vejez no es mala si considera uno la alternativa.
Maurice Chevalier
Discúlpeme, no le había reconocido ¡he cambiado tanto!
Oscar Wilde
No llego a entender cómo, siendo los niños tan listos, los adultos son tan tontos. Debe ser fruto de la educación.
Alejandro Jr Dumas
La última voz audible antes de la explosión del mundo será la de un experto que diga: es técnicamente imposible.
Peter Ustinov
A los médicos es a quienes mejor les va: sus éxitos andan por ahí, y a sus fracasos los entierran.
Jacques Tati


He disfrutado mucho con esta obra, especialmente en el descanso.
Groucho Marx
Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es que no mejora mucho cuando está sobrio.
Groucho Marx
Todo lo que soy se lo debo a mi bisabuelo, el viejo Cyrus Tecumseh Flywhell. Si aun viviera, el mundo entero hablaría de él. ¿Por qué?, pregunta el periodista. Porque si estuviera vivo tendría 140 años.
Groucho Marx
(Al camarero de un restaurante) hoy no tengo tiempo para almorzar. Traiga la cuenta.
Groucho Marx
No piense mal de mí, señorita, mi interés por usted es puramente sexual.
Groucho Marx
Yo encuentro la tele muy instructiva. Cada vez que alguien la enciende, voy a la biblioteca y leo un buen libro.
Groucho Marx
¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿No? Perdone, por un momento pensé que me había enamorado de usted.
Groucho Marx
Lo único que bebo es soda porque combina bien con cualquier cosa.
Groucho Marx
Si quisiera un centavo, romperia la hucha de mi hijo -si tuviera un hijo-.
Groucho Marx
Que le den el diez por ciento de mis cenizas a mi promotor artístico.
Groucho Marx


La principal causa del divorcio es el matrimonio.
Groucho Marx
Los del gallinero pueden aplaudir, los de los palcos basta con que hagan sonar sus joyas.
John Lennon
En esta vida no te perdonan si dejas de ganar, y te odian si ganas siempre.
Jorge Valdano
Nunca olvido una cara, pero contigo haré una excepción.
Groucho Marx
Si lo dicen en televisión, debe ser verdad.
Garfield
Las respuestas a los problemas de la vida no están en el fondo de una botella... ¡están en la TV!
Homer Simpson
La TV es más interesante que las personas. De no ser así, deberíamos tener gente en las esquinas de nuestras habitaciones.
Alan Coren
La televisión es el primer sistema verdaderamente democrático, el primero accesible para todo el mundo y completamente gobernado por lo que quiere la gente. Lo terrible es precisamente lo que quiere la gente.
Clive Barker
¿Alguna vez fueron al baño en una fiesta, tiraron la cadena y el agua del inodoro comenzó a subir? Es el momento más aterrador en la vida de cualquier ser humano.
Jerry Seinfeld
Inteligencia militar son dos términos contradictorios
Groucho Marx


Periodista: "¿Qué tal fue la grabación de ese álbum?" Steve Jones: "Repítelo otra vez. Lo siento, estaba mirando el culo de esa tía".
Steve Jones
Seguramente, existen muchas razones para los divorcios; pero la principal, es y será la boda.
Jerry Lewis
¿Qué es un adulto? Un niño inflado por la edad.
Simone de Beauvoir
Cuando el pescado entra en casa de un pobre, uno de los dos está malo.
Ramoncín
Sólo un loco celebra que cumple años.
George Bernard Shaw
Suelen hacer falta tres semanas para preparar un discurso improvisado.
Marc Twain
La vida es como el palo de un gallinero: corta pero llena de mierda.
Santiago Russinyol
Hice un curso de lectura rápida y fui capaz de leerme "Guerra y paz" en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia.
Woody Allen
Jamás entraría en un club donde aceptasen socios como yo.
Groucho Marx
Un egoísta es una persona que piensa más en sí misma que en mí.
Ambroise Bierce

Dios me perdonará: es su oficio.
Heinrich Heine
Algo debo haber hecho mal, o no sería tan famoso.
Robert Louis Stevenson
Si Dios tan solo me hiciese una simple señal, como hacer un ingreso en mi cuenta corriente...
Woody Allen
Para reunir a los Beatles, hacen falta tres disparos más.

martes, 14 de octubre de 2008

MANUAL DEL PERFECTO IDIOTA


Manual del Perfecto Idiota, o de cómo no complicarte la vida pensando. Para conseguir ser un perfecto idiota, es aconsejable que se sigan las diez pautas que se detallan a continuación:

1- Paga siempre tú. Un perfecto idiota no espera a que paguen los demás, y mucho menos se pone de acuerdo para pagar a partes iguales; un idiota perfecto saca siempre su cartera, esperando a que con un poco de suerte a los demás no les de tiempo a pagar una ronda.

2- Confía en las personas. Hobbes era un pobre inculto que solo decía sandeces, pero tú eres un perfecto idiota por lo que te gustan más las teorías de Rousseau.

3- Tu jefe es bueno. El pobre está presionado por muchos factores. Esto le convierte en una persona irritable o en un pasota absoluto, pero te quiere y se preocupa por ti. Siempre tienes que confiar en él.

4- El físico no importa. La sociedad del cuerpo perfecto en realidad es solo apariencia. Todas las personas se preocupan por descubrir lo que hay en el interior y esas cosas. NO te preocupes si eres feo o estás como un tonel, eso a nadie le va a importar.

5- Los amigos siempre están ahí. Tus problemas son mucho más importantes para tus amigos que los suyos propios. Cuéntales todo y verás como salen corriendo a ayudarte.

6- No pongas pegas a nada. Un perfecto idiota tiene que ser conformista y algo sumiso. Todos los planes te parecen perfectos porque te importa más estar con la gente que quieres que lo que acontezca alrededor.

7- Si eres tío hazte amigo de las tías. Es la manera más sencilla de llegar a tener algo con ellas. Si eres tía confía en tus amigos chicos. Puedes estar segura de que no quieren nada más que una amistad contigo. Si lo que buscas es alguien de tu mismo sexo, eres afortunado/a, no existe la promiscuidad y todos/as quieren relaciones serias!

8- Tu familia es lo más importante. Antepón siempre todos los problemas que surjan en tu ámbito familiar, gracias a Dios, es una gente que va a estar ahí toda la vida!

9- Vive la política, el fútbol y todo lo que implique ser defensor acérrimo de una ideología. Para ser un perfecto idiota tienes que ser un perfecto anulado.

10- Se un sentimental. Es imposible ser un perfecto idiota si no te dejas dominar por tus sentimientos. Preocúpate por todo, intenta ser atento, y sobre todo, lo más importante, nunca pienses en lo que es bueno para ti, eso es de egoístas, y tu, tu quieres ser… un Perfecto Idiota!

viernes, 10 de octubre de 2008

EL IDIOTA


Se cuenta que en una ciudad del interior un grupo de personas se divertía con un idiota de la aldea. Un pobre infeliz, de poca inteligencia, vivía de pequeños trapicheos y limosnas. Diariamente ellos llamaban al idiota al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una grande de 50 céntimos de euro y otra menor, de un euro . Él siempre escogía la mayor y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos. Cierto día, uno de los miembros del grupo le llamó y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda mayor valía menos. - Lo sé, respondió, no soy tan bobo. Ella vale mucho menos, pero el día que escoja la otra, el jueguecito acaba y no voy a ganar más mi moneda. Se pueden sacar varias conclusiones de esta pequeña historia: La primera: Quién parece idiota, no siempre lo es. La segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos idiotas de la historia? La tercera: Si tú fueses ambicioso, ¿acabarías cortando tu fuente de ingresos?. Pero la conclusión más interesante es: La percepción de que podemos estar bien, aún cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros mismos. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan de nosotros, pero sí, lo que realmente somos.
El mayor placer de un hombre inteligente es aparentar ser idiota delante
de un idiota que aparenta ser inteligente.

jueves, 9 de octubre de 2008

CURIOSIDADES IDIOTAS


-Si gritaras durante 8 años, 7 meses y 6 días, producirías suficiente energía sonora para calentar una taza de café. (¡No parece que valga la pena el esfuerzo!).
-La presión que crea el corazón humano, al latir, es suficiente para lanzar la sangre a 10 metros de altura.
-El orgasmo de un cerdo dura 30 minutos. (¡En mi próxima vida quiero ser cerdo!).
-Golpearte la cabeza contra la pared quema 150 calorías por hora.
-Los humanos y los delfines son las únicas especies que practican el sexo solamente por placer. (¿Por eso Flipper siempre sonreía?)
-Por termino medio, la gente le tiene más miedo a las arañas que a la muerte.
-El músculo mas fuerte del cuerpo es la lengua.
-Un cocodrilo no puede sacar la lengua.
-La hormiga puede levantar 50 veces su peso, arrastrar 30 veces su propio peso y siempre cae sobre su costado derecho cuando sufre una intoxicación (¿...etílica?) (¿Pagó el Gobierno esta investigación?).
-Los osos polares son zurdos. (¿Quién lo sabía...? ¿Y a quién le importa?).
-La pulga puede saltar 350 veces la longitud de su cuerpo. Es como si una persona saltara la longitud de un campo de fútbol.
-Una cucaracha puede vivir nueve días sin cabeza, hasta que finalmente muere de inanición.
-La mantis religiosa macho no puede copular mientras tenga la cabeza unida a su cuerpo. La hembra inicia el acto sexual arrancando la cabeza del macho. ("Cariño, ya estoy en casa. ?Qué...?")
-Algunos leones se aparean mas de 50 veces al día. (En mi próxima vida sigo queriendo ser cerdo... ¡Calidad mejor que cantidad!).
-Las mariposas saborean con sus pies.
-Los elefantes son los únicos animales que no pueden saltar.
-La ostra tiene el cerebro más pequeño que los ojos. (Conozco gente así).
-Las estrellas de mar no tienen cerebro. (También conozco gente así).
-Recuerda, cuando alguien te hace enfadar, hacen falta 42 músculos de tu cara para fruncir el ceño. pero, solo hacen falta 4 músculos para extender el brazo y darle una colleja en la coronilla.

miércoles, 8 de octubre de 2008

LA INTELIGENCIA SE EXTINGUE


"LOS INTELIGENTES CREARON EL MUNDO Y LOS IMBÉCILES DISFRUTAN DE ÉL"
El periodista y escritor italiano Pino Aprile ha presentado el libro "Elogio del imbécil" en el que reflexiona sobre el auge de la estupidez humana frente a la inteligencia, que al final terminará por extinguirse.Elogio del imbécil. El imparable ascenso de la estupidez, responde a preguntas como ¿por qué hay tantos imbéciles en el mundo?, o ¿a qué se debe que el primero en ascender sea, invariablemente, el más idiota de la oficina?.Aprile, para defender su tesis sobre el final de la inteligencia, señala en clave de ironía que la inteligencia que salvó al ser humano de su extinción ha agotado su función, los inteligentes han construido el mundo, pero quienes lo disfrutan y quienes triunfan en él son los imbéciles.El libro, que esta prologado en su versión española por Tonino, surgió de una conversación con el premio Nobel (medicina 1973) Konrad Lorenz, a quien entrevistó en su casa de Viena cuando ya era muy anciano, aunque la idea ha estado parada quince años, comentó el escritor.El autor realiza una serie de reflexiones que se resumen en varias "leyes" la primera sobre el fin de la inteligencia:"El imbécil sobrevive. El genio se extingue".Corolario de la primera ley: "Antes tontos que muertos".Un Principio:" La evolución prefiere a un tonto vivo que a un genio muerto. A cambio de darnos la vida, la evolución nos pide el cerebro".La segunda ley sobre el fin de la inteligencia de Aprile, es "El hombre moderno vive para volverse tonto",la tercera "La inteligencia actúa en beneficio de la estupidez y contribuye a su expansión",la cuarta "La imbecilidad solo puede aumentar"la quinta "La unión no hace la fuerza sino la imbecilidad".La inteligencia esta destinada a acabarse porque es una facultad provisional, completamente instrumental en la aventura de la especie y no siempre necesaria y por tanto obsoleta, argumentó el escritor. Aprile dijo que vivimos en un momento de ascenso de la estupidez, ser imbécil triunfa, es lo que conviene, vence porque es cómoda, la inteligencia crea problemas, preguntas, cuestiones.El ascenso de la estupidez nos lleva a la comodidad y a la ferocidad, porque una característica de la estupidez es la violencia. "El estúpido cuando no tiene argumentos grita, a veces levanta las manos y si tiene poder destruye a todos los que hacen preguntas, el poder tiene miedo a la inteligencia", añadió.


ENTREVISTA A PINO APRILE:
"EL IMBÉCIL ES UN ADELANTADO"
-Lo dice en serio?
-Sí, la inteligencia humana se extingue. Nuestros simiescos antecesores se sirvieron de ella para evolucionar y convertirnos en lo que somos...Los predadores más feroces del planeta.... Pero ahora nuestra supervivencia está asegurada y no necesitamos la inteligencia. La estupidez es un excelente mecanismo para perpetuarnos. De hecho los tontos son prolíficos y los genios tienden a la esterilidad. Siempre nos quedará la cultura. La selección no es sólo natural sino también cultural, y desde hace miles de años el "Homo sapiens sapiens" elabora comportamientos y sistemas sociales que provocan el exterminio de los mejores. Darwin ya se preguntó por qué los antiguos griegos sufrieron una decadencia imparable.
-¿Demasiadas guerras?
-Sí, fueron víctimas de las reducciones de talentos que se han producido en la evolución de nuestra especie, sobre todo a través de la agresividad intraespecífica. ¿Quiénes murieron bajo los muros de Troya?. Según Homero, los más listos y guapos. En la patria se quedaron los más tontos, cobardes e inútiles, pero les tocó garantizar la continuidad de la raza. Ninguno de los héroes que sobrevivió, al regresar al hogar, quiso quedarse en aquel pueblo de infames que había surgido, y todos escogieron el exilio. En nuestros días los listos desertan. Nuestro motor evolutivo ha inventado otras astucias para ir contra la inteligencia y sus manifestaciones: formas de organización social como la monarquía, la democracia...
-¿Qué tiene en contra de la democracia?
-Es como una partida trucada: antes de ir a votarlos ya han vencido porque son mayoría. Pero todos los otros sistemas son peores y no se andan con miramientos: Freud tuvo que exilarse, Solzenitsin fue condenado a un "gulag"; Sócrates, a muerte.
-¿Eso es malo?
-¡Hombreee! La evolución no tiene criterios éticos, morales o estéticos, sino funcionales, y la estupidez funciona. España, tras dominar medio mundo, cayó en una terrible decadencia. A lo largo de tres siglos la Santa Inquisición eliminó, al ritmo de mil hombres al año, a casi todos los mejores, aquellos que dudaban y planteaban problemas, y sin la duda no hay progreso. A partir de ahí, sume y siga. Mejor tonto y vivo, que listo y muerto. El neardental poseía más cantidad de materia gris que cualquiera de sus semejantes antes y después de él, pero el que sobrevivió fue de nuevo el tonto: el cromañón.
-¿El neardental era demasiado listo?
-Sí, la cabeza del bebé neardental era un 15% mayor que la actual y la mayoría moría en el parto. La inteligencia quedó literalmente estrangulada desde su nacimiento. ¡Vivan los estúpidos! Ésa es la tendencia y, por tanto, hay que revisar el juicio : más que un retrasado es un adelantado; no entiende nada, pero ya está preparado para el futuro. Vivir es volverse.
-¿Adónde quiere llegar?
-Más vida comporta un precio: menos cerebro. Uno de cada dos ancianos sufre Alzheimer. Combatirlo es el reto. La imbecilidad es una fuerza de la naturaleza, no es algo personal. El mundo está hecho a medida del más. El inteligente es una herramienta que sirve para resolver problemas y así ayudarlos a multiplicarse. Las máquinas más complejas y peligrosas, las organizaciones planetarias, están en manos de individuos universalmente reconocidos como cretinos.
-¿En quién está pensando?
-En dos líderes mundiales: Gerald Ford, presidente de EE.UU., y Leonid Breznev. Del primero se decía que era incapaz de bajar la escalerilla del avión y mascar chicle a la vez. El otro era un alcohólico. Bastaba que apretara un botón para destruir el planeta.
-¿El poder es enemigo de la inteligencia?
-Sí, la inteligencia esta habituada a discutir y el poder no quiere discutir, quiere mandar. El imbécil siempre ve la discusión como una agresión. Todos los sistemas jerárquicos funcionan de acuerdo a una regla básica: hay que respetar las reglas y las costumbres. La duda ofende. Y es ineficaz, en un sistema jerárquico lo que cuenta es que alguien consiga hacer algo, no que se descubra el mejor modo de hacerlo. La inteligencia es como arena que se introduce en los engranajes: puede obstruir los mecanismos. El genio es subversivo.-En lugar de aplicar la norma la discute...-... bloqueando así el camino regular de todo sistema burocrático. Por eso la imbecilidad es la verdadera savia vital de la sociedad. Si la norma fuera la genialidad, la jerarquía se extinguiría por falta de suministro. Las estructuras sociales más estúpidas prosperan y las más inteligentes mueren. La imbecilidad sólo puede aumentar.
-Dígame una cosa: ¿por qué los mandamases siempre están tan ocupados?
-Por la suma de dos principios. El de Peter : en una jerarquía cada persona tiende a ascender hasta que se revela incapaz; y la ley de Parkinson : a partir de ese momento y en adelante empieza a multiplicar sus obligaciones para así ocultar su incompetencia.
-¿Del "Homo sapiens" al "Homo masa"?
-Disuadidos de pensar, educados en deseos que nos han sido impuestos y que son idénticos a los del vecino, somos el producto de un largo proceso evolutivo dirigido a reprimir la obsoleta y molesta inteligencia.

martes, 7 de octubre de 2008

EL MAESTRO PERFECTO


Cierto hombre decidió que tenía que buscar al Maestro Perfecto. Leyó muchos libros, visitó sabio tras sabio, escuchó, conversó y observó sus prácticas espirituales, pero siempre acababa dudando o sin estar seguro. Transcurrieron veinte años hasta que encontró a un hombre del que cada palabra y cada acción correspondía a su idea del hombre totalmente realizado. El viajero no perdió el tiempo: "Tú", dijo, "me pareces el Maestro Perfecto. Si lo eres, mi búsqueda ha terminado". "Ciertamente, se me describe con este nombre", replicó el Maestro. "Entonces, te ruego que me aceptes como discípulo." "No puedo hacer eso", contestó el Maestro, "porque mientras que desees el Maestro Perfecto, él, a su vez, requiere sólo al Discípulo Perfecto".
(*)Fuente: De Idries Shah
Colección: "LA SABIDURÍA DE LOS IDIOTAS"

lunes, 6 de octubre de 2008

UN CUENTO PARA IDIOTAS


Hay que ser realmente idiota para...
Hace años que me doy cuenta y no me importa, pero nunca se me ocurrió escribirlo porque la idiotez me parece un tema muy desagradable, especialmente si es el idiota quien lo expone.Puede que la palabra idiota sea demasiado rotunda, pero prefiero ponerla de entrada y calentita sobre el plato aunque los amigos la crean exagerada, en vez de emplear cualquier otra como tonto, lelo o retardado y que después los mismos amigos opinen que uno se ha quedado corto. En realidad no pasa nada grave pero ser idiota lo pone a uno completamente aparte, y aunque tiene sus cosas buenas es evidente que de a ratos hay como una nostalgia, un deseo de cruzar a la vereda de enfrente donde amigos y parientes están reunidos en una misma inteligencia y comprensión, y frotarse un poco contra ellos para sentir que no hay diferencia apreciable y que todo va benissimo. Lo triste es que todo va malissimo cuando uno es idiota, por ejemplo en el teatro, yo voy al teatro con mi mujer y algún amigo, hay un espectáculo de mimos checos o de bailarines tailandeses y es seguro que apenas empiece la función voy a encontrar que todo es una maravilla. Me divierto o me conmuevo enormemente, los diálogos o los gestos o las danzas me llegan como visiones sobrenaturales, aplaudo hasta romperme las manos y a veces me lloran los ojos o me río hasta el borde del pis, y en todo caso me alegro de vivir y de haber tenido la suerte de ir esa noche al teatro o al cine o a una exposición de cuadros, a cualquier sitio donde gentes extraordinarias están haciendo o mostrando cosas que jamás se habían imaginado antes, inventando un lugar de revelación y de encuentro, algo que lava de los momentos en que no ocurre nada más que lo que ocurre todo el tiempo.
Y así estoy deslumbrado y tan contento que cuando llega el intervalo me levanto entusiasmado y sigo aplaudiendo a los actores, y le digo a mi mujer que los mimos checos son una maravilla y que la escena en que el pescador echa el anzuelo y se ve avanzar un pez fosforecente a media altura es absolutamente inaudita. Mi mujer también se ha divertido y ha aplaudido, pero de pronto me doy cuenta (ese instante tiene algo de herida, de agujero ronco y húmedo) que su diversión y sus aplausos no han sido como los míos, y además casi siempre hay con nosotros algún amigo que también se ha divertido y ha aplaudido pero nunca como yo, y también me doy cuenta de que está diciendo con suma sensatez e inteligencia que el espectáculo es bonito y que los actores no son malos, pero que desde luego no hay gran originalidad en las ideas, sin contar que los colores de los trajes son mediocres y la puesta en escena bastante adocenada y cosas y cosas. Cuando mi mujer o mi amigo dicen eso --lo dicen amablemente, sin ninguna agresividad-- yo comprendo que soy idiota, pero lo malo es que uno se ha olvidado cada vez que lo maravilla algo que pasa, de modo que la caída repentina en la idiotez le llega como al corcho que se ha pasado años en el sótano acompañando al vino de la botella y de golpe plop y un tirón y no es mas que corcho. Me gustaría defender a los mimos checos o a los bailarines tailandeses, porque me han parecido admirables y he sido tan feliz con ellos que las palabras inteligentes y sensatas de mis amigos o de mi mujer me duelen como por debajo de las uñas, y eso que comprendo perfectamente cuánta razón tienen y cómo el espectáculo no ha de ser tan bueno como a mí me parecía (pero en realidad a mí no me parecía que fuese bueno ni malo ni nada, sencillamente estaba transportado por lo que ocurría como idiota que soy, y me bastaba para salirme y andar por ahí donde me gusta andar cada vez que puedo, y puedo tan poco). Y jamás se me ocurriría discutir con mi mujer o con mis amigos porque sé que tienen razón y que en realidad han hecho muy bien en no dejarse ganar por el entusiasmo, puesto que los placeres de la inteligencia y la sensibilidad deben nacer de un juicio ponderado y sobre todo de una actitud comparativa, basarse como dijo Epicteto en lo que ya se conoce para juzgar lo que se acaba de conocer, pues eso y no otra cosa es la cultura y la sofrosine. De ninguna manera pretendo discutir con ellos y a lo sumo me limito a alejarme unos metros para no escuchar el resto de las comparaciones y los juicios, mientras trato de retener todavía las últimas imágenes del pez fosforescente que flotaba en mitad del escenario, aunque ahora mi recuerdo se ve inevitablemente modificado por las críticas inteligentísimas que acabo de escuchar y no me queda más remedio que admitir la mediocridad de lo que he visto y que sólo me ha entusiasmado porque acepto cualquier cosa que tenga colores y formas un poco diferentes. Recaigo en la conciencia de que soy idiota, de que cualquier cosa basta para alegrarme de la cuadriculada vida, y entonces el recuerdo de lo que he amado y gozado esa noche se enturbia y se vuelve cómplice, la obra de otros idiotas que han estado pescando o bailando mal, con trajes y coreografías mediocres, y casi es un consuelo pero un consuelo siniestro el que seamos tantos los idiotas que esa noche se han dado cita en esa sala para bailar y pescar y aplaudir. Lo peor es que a los dos días abro el diario y leo la crítica del espectáculo, y la crítica coincide casi siempre y hasta con las mismas palabras con o que tan sensata e inteligentemente han visto y dicho mi mujer o mis amigos. Ahora estoy seguro de que no ser idiota es una de las cosas más importantes para la vida de un hombre, hasta que poco a poco me vaya olvidando, porque lo peor es que al final me olvido, por ejemplo acabo de ver un pato que nadaba en uno de los lagos del Bois de Boulogne, y era de una hermosura tan maravillosa que no pude menos que ponerme en cuclillas junto al lago y quedarme no sé cuánto tiempo mirando su hermosura, la alegría petulante de sus ojos, esa doble línea delicada que corta su pecho en el agua del lago y que se va abriendo hasta perderse en la distancia. Mi entusiasmo no nace solamente del pato, es algo que el pato cuaja de golpe, porque a veces puede ser una hoja seca que se balancea en el borde de un banco, o una grúa anaranjada, enormísima y delicada contra el cielo azul de la tarde, o el olor de un vagón de tren cuando uno entra y se tiene un billete para un viaje de tantas horas y todo va a ir sucediendo prodigiosamente, el sándwich de jamón, los botones para encender o apagar la luz (una blanca y otra violeta), la ventilación regulable, todo eso me parece tan hermoso y casi tan imposible que tenerlo ahí a mi alcance me llena de una especie de sauce interior, de una verde lluvia de delicia que no debería terminar más. Pero muchos me han dicho que mi entusiasmo es una prueba de inmadurez (quieren decir que soy idiota, pero eligen las palabras) y que no es posible entusiasmarse así por una tela de araña que brilla al sol, puesto que si uno incurre en semejantes excesos por una tela de araña llena de rocío, ¿qué va a dejar para la noche en que den King Lear? A mí eso me sorprende un poco, porque en realidad el entusiasmo no es una cosa que se gaste cuando uno es realmente idiota, se gasta cuando uno es inteligente y tiene sentido de los valores y de la historicidad de las cosas, y por eso aunque yo corra de un lado a otro del Bois de Boulogne para ver mejor el pato, eso no me impedirá esa misma noche dar enormes saltos de entusiasmo si me gusta como canta Fischer Dieskau. Ahora que lo pienso la idiotez debe ser eso: poder entusiasmarse todo el tiempo por cualquier cosa que a uno le guste, sin que un dibujito en una pared tenga que verse menoscabado por el recuerdo de los frescos de Giotto en Padua. La idiotez debe ser una especie de presencia y recomienzo constante: ahora me gusta esta piedrita amarilla, ahora me gusta "L'année dernière à Marienbad", ahora me gustas tú, ratita, ahora me gusta esa increíble locomotora bufando en la Gare de Lyon, ahora me gusta ese cartel arrancado y sucio. Ahora me gusta, me gusta tanto, ahora soy yo, reincidentemente yo, el idiota perfecto en su idiotez que no sabe que es idiota y goza perdido en su goce, hasta que la primera frase inteligente lo devuelva a la conciencia de su idiotez y lo haga buscar presuroso un cigarrillo con manos torpes, mirando al suelo, comprendiendo y a veces aceptando porque también un idiota tiene que vivir, claro que hasta otro pato u otro cartel, y así siempre.

(*)Fuente: Julio Cortázar (Rayuela)

sábado, 4 de octubre de 2008

DISQUISICIONES IDIOTAS


1) ¿Si nada se pega al teflón, como lo pegaron a la sartén?
2) ¿Por qué no hacen los aviones con el mismo material que usan para hacer la caja negra?
3) Cuando te haces una foto al lado de Mickey Mouse, el hombre de adentro del disfraz: ¿Está sonriendo?
4) ¿Por qué cuando conduces buscando una dirección bajas el volumen de la radio? ¿Acaso vas a ver mejor?
5) Si Superman es tan inteligente, entonces: ¿Por qué lleva los calzoncillos por afuera?
6) ¿Por qué las bailarinas andan siempre de puntillas? ¿No sería mas fácil contratar bailarinas más altas?
7) ¿Por qué cuando llueve levantamos los hombros? ¿Acaso nos mojamos menos?
8) Si un gato cae siempre de pie, y una tostada con mantequilla cae siempre del lado en que está untada: ¿Que pasaría si le atas a un gato una tostada en la espalda, con la mantequilla hacia arriba y luego lo tiras al aire?
9) Si los banqueros pueden contar: ¿Por qué en los bancos hay ocho ventanillas y solo cuatro cajeros?
10) El otro día oí que las esponjas crecen en el mar. ¿Hasta dónde llegaría el agua si no fuese por ellas?
11) ¿Por qué venden cigarrillos en las gasolineras, si ahí está prohibido fumar?
12) Si los Sex-Shops están abiertos 24 horas al día, 365 días al año, entonces: ¿Por qué las puertas tienen cerradura?
13) Si una palabra estuviese mal escrita en el diccionario: ¿Como lo sabríamos?
14) ¿De qué color es un camaleón mirándose en un espejo?
15) Si fueses a dispararle a un mimo: ¿Te haría falta silenciador?
16) En caso de guerra nuclear, los pulsos electromagnéticos de las bombas termonucleares: ¿Podrían dañar mis videocassettes?
17) ¿Qué pasaría si un hermano siamés fuese declarado culpable de un asesinato y condenado a muerte en la silla eléctrica?
18) El otro día compré agua en polvo. Pero: ¿Cómo la preparo?
19) ¿Por qué en los Estados Unidos te hace falta el carnet de conducir para comprar alcohol si está prohibido beber y conducir?
20) Si cárcel y prisión son sinónimos: ¿Por qué no lo son carcelero y prisionero?
21) ¿Qué le ocurre a tu puño cuando abres la mano?
22) Se dice que sólo diez personas en todo el mundo entendían a Einstein. ¿Si nadie me entiende a mí, soy un genio?
23) ¿Si estamos compuestos en un 80% de agua, como podemos ahogarnos?
24) "No hay nada tan difícil que, buscándolo, no pueda encontrarse." Terencio (Siglo II A. C.) ¿Entonces dónde está la pincita de depilar?
25) ¿Por qué los kamikazes pilotaban con casco?
26) ¿Con todo el dinero que ganan los jugadores de fútbol, por qué persiguen todos la misma pelota en vez de comprarse una para cada uno? 27) ¿Por qué las ovejas no encogen cuando llueve?
28) ¿Por qué no hay baterías B?
29) ¿Los vegetarianos, pueden comer galletitas de animalitos, como las que se venden en el zoológico?
30) ¿Si en vida fueras masoquista, ¿No sería una recompensa ir al infierno y un castigo ir al cielo?
32) ¿Por qué será que si uno habla con Dios, la gente piensa que soy espiritual, pero si Dios habla con uno, la gente piensa que estás loco?
33) Si quiero comprar un boomerang nuevo, ¿cómo hago para deshacerme del viejo?
34) Si la jugetería vende juguetes, la bulonería vende bulones... ¿La ferretería vende ferretes?
36) Si cuando uno hace algo mucho tiempo lo hace cada vez mejor; ¿Por qué los taxistas conducen tan mal?
37) ¿Platón es el hermano de cucharón?
38) ¿Si el dinero es la causa de todos los males ¿porque tenemos que trabajar?

viernes, 3 de octubre de 2008

MISCELANEA IDIOTA

No soy un completo inútil, por lo menos sirvo de mal ejemplo.
Esta obsesión de suicidio me está matando.
No más medios de comunicación, los queremos completos.
Si no eres parte de la solución, eres parte del problema.
Errar es humano, pero echarle la culpa a otro es más humano todavía.
Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.
Yo no sufro de locura, la disfruto a cada minuto.
Si yo fuera tú me enamoraría de mí.
Es bueno dejar la bebida, lo malo es no acordarse dónde.
La vida es como un moco: intragable, dura y a veces no te deja respirar.
Sonríe, yo existo.
El dinero no hace la felicidad, la compra hecha.
Una mujer me arrastró a la bebida, y nunca tuve la cortesía de darle las gracias.
Si tu novia perjudica tu estudio, deja el estudio y perjudica a tu novia.
La inteligencia me persigue pero yo soy más rápido.
Cualquiera se puede equivocar, inclusive yo.
La verdad absoluta no existe, y esto es absolutamente cierto.
Hay un mundo mejor, pero es carísimo.
Ningún tonto se queja de serlo. No les debe ir tan mal.
Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de al lado.
La mujer que no tiene suerte con los hombres no sabe la suerte que tiene.
No hay mujer fea solo belleza rara.
No estoy en contra de que haya hombres feos, pero por qué todos viven en esta cuidad.
La pereza es la madre de todos los vicios, y como a la madre hay que respetarla.
Estoy preñado de ideas pero no las puedo parir.
Ahorre energía, no sea caliente.
Las niñas buenas van al cielo y las malas a todas partes.
Si un pájaro te dice que estás loco, debes estarlo pues los pájaros no hablan.
En cada madre hay una suegra en potencia.
Pitágoras inventó los corpiños para que los senos no se escapen por la tangente.
No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.
Felices los que nada esperan porque nunca serán defraudados.
El alcohol mata lentamente, no importa no tengo prisa.
La confusión esta clarísima.
Mátate estudiando y serás un cadáver culto.
El mundo se está quedando sin genios: Einstein se murió, Beethoven se quedó sordo, y a mí me duele la cabeza.
Lo triste no es ir al cementerio sino quedarse.
Lo importante no es ganar sino hacer perder al otro.
Si quieres una mano que te ayude, la encontraras al final de tu brazo.
Vivir en las nubes no es malo, lo malo es bajar.

jueves, 2 de octubre de 2008

TIPOS DE IDIOTAS


1. Idiota optimista ............ Cree que no es Idiota.
2. Idiota pesimista.............. Cree que sólo él es el Idiota.
3. Idiota telescopio............. Desde lejos se le nota lo Idiota.
4. Idiota Fosforescente.......... Hasta en la oscuridad se le nota lo Idiota.
5. Idiota aplicado............... Se preocupa por aprender idioteces.
6. Idiota esférico............... Es Idiota lo mires por donde lo mires.
7. Idiota laborioso ...........Todo el día se la pasa haciendo idioteces.
8. Idiota petulante.............. Se enorgullece de sus idioteces.
9. Idiota Amigable............... Tiene puros amigos Idiotas.
10. Idiota Enciclopédico......... Sabe un montón de idioteces.
11. Idiota simpático............. Sus idioteces causan risa.
12. Idiota Literario............. Escribe un montón de idioteces.
13. Idiota Campana............... Es tan... Tan... Tan... pero tan Idiota!
14. Idiota Creyente.............. Cree cualquier idiotez.
15. Idiota Consistente........... Sabe que es Idiota.
16. Idiota Campeón............... Nadie le gana a hacer idioteces.
17. Idiota pedigrí............... Desciende de Idiotas campeones.
18. Idiota alegre................ Se ríe de cualquier idiotez.
19. Idiota introvertido.......... A nadie le cuenta sus idioteces.
20. Idiota enamorado............. Le gusta cualquier idiotez.
21. Idiota Líder................. Le siguen todos los Idiotas.
22. Idiota infantil.............. Ni las idioteces hace bien.
23. Idiota Valiente.............. Se rompe la cabeza por cualquier idiotez.
24. Idiota Pelón................. Cree que no tiene un pelo de Idiota.
25. Idiota Clandestino........... Se esconde para hacer idioteces.
26. Idiota Ambicioso............. Sueña con ser un buen Idiota.
27. Idiota Convicto.............. Está en el bote por Idiota.
28. Idiota Hiperactivo........... Hace las idioteces una tras otra.
29. Idiota filósofo.............. Se pregunta el porqué de sus idioteces.
30. Idiota políglota............. Dice idioteces en varios idiomas.
31. Idiota Xerox................. Copia las idioteces de los demás.
32. Idiota Esperanzado........... Cree que lo Idiota se le va a quitar.
33. Idiota ignorante............. Todos saben que es Idiota menos él.
34. Idiota añejo................. Con el tiempo se hace más Idiota.
35. Idiota radioactivo........... Irradia lo Idiota por doquier.
36. Idiota insistente............ Hace las mismas idioteces varias veces.
37. Idiota vigoroso.............. No se cansa de hacer idioteces.
38. Idiota Ecológico............. Es Idiota por naturaleza.
39. Idiota precavido............. Es Idiota por si se ofrece.
40. Idiota Multifacético......... Es el que abarca dos o más clasificaciones.

miércoles, 1 de octubre de 2008

DIARIO DE UN INFELIZ

Cuando naci, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre:"Hicimos lo que pudimos...pero salio"
Mi madre nunca me dio el pecho porque decia que solo me queria como amigo.
Mi padre llevaba en su cartera la foto del niño que ya venia en la cartera cuando la compro.
Una vez me perdi. Le pregunte al policia si creia que ibamos a encontrar a mis padres. Me contesto: "No lo se chico, hay un monton de lugares donde se pudieron haber escondido"
El ultimo deseo de mi padre antes de morir era que me sentara en su regazo....Lo condenaron a la silla electrica.
Trabajé en una tienda de animales y la gente no paraba de preguntarme cuanto iba a crecer.
Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mio a mis padres para pedir recompensa. Mi padre les contesto que queria mas pruebas.
Un dia llamo una chica a mi casa diciendome: "Ven a casa, no hay nadie". Cuando llegue... no habia nadie.
A mi mujer le gusta mucho hablar conmigo despues del sexo. El otro dia me llamo a casa desde un hotel.
El psiquiatra me dijo un dia que yo estaba loco. Yo le dije que queria escuchar una segunda opinion. "De acuerdo, ademas de loco es usted muy feo".
Una vez cuando me iba a suicidar tirandome desde la azotea de un edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento.Sus palabras fueron: "En sus marcas, listos...."

MIRA QUE ERES IDIOTA....

TELE IDIOTA

SUMISIÓN VOLUNTARIA...¿ACEPTAS?